Turismo

E-mail Imprimir PDF

Condiciones para el turismo

El estado Delta Amacuro presenta condiciones extraordinarias para el desarrollo de la Industria del Turismo. Los paisajes formados por las Islas que se hallan ubicadas en la desembocadura de sus caños, son de una gran belleza, además de un cuadro maravilloso  que se exhibe todos los años, cuando el Orinoco el nivel de sus aguas por efecto de la creciente.Durante la época de verano, las islas del Delta con las playas que la rodean, podrían, podrían llegar a constituirse en verdaderos sitios de  Turismo. Pero es necesario hacerle los acondicionamientos necesarios.
 
Entre las bellezas naturales del estado Delta Amacuro podemos mencionar además de sus islas y manglares, los saltos Casacoima, Sacaroco y las Golondrinas y los raudales del Toro, ubicados en la Sierra Imataca. En caídas de agua representan un gran espectáculo para el visitante.
  • El Salto de las Golondrinas:  se halla en el Caño Acoima, jurisdicción del municipio  Antonio Díaz. Este delicioso paraje deltano merece ser visitado por lo importante que le resulta la precipitación del agua, por el constante movimiento en el cual se mantiene la exuberante vegetación  que lo rodea y por esa sensación de paz y tranquilidad que se percibe en el ambiente. Indudablemente el Salto de las Golondrinas, llamado así por la gran cantidad de este tipo de aves que allí viven, es una de las grandes bellezas naturales del Delta, circunstancia que invita a conocerla la vez que debía convertirse en centro de sana  y hermosa recreación.
  • El Salto de Casacoima: se halla  en la jurisdicción del caserío Piacoa, en la Sierra Imataca  desde lejos puede admirarse pues destaca entre el verde follaje de la montaña.
  • El Salto de Sacoroco: ubicado en la jurisdicción del caserío que lleva e mismo nombre, tiene una caída de 80 metros aproximadamente y representa un gran atractivo para la recreación y el turismo.
  • Los raudales del Toro: son pequeñas caída de agua en el cauce del río que lleva dicho nombre, el cual nace en la Sierra de Imataca y desemboca en el Orinoco. Se halla en jurisdicción del caserío Orocoima, en el municipio Antonio Díaz.
La situación de la actividad turística debe de llamar la atención, teniendo  todos estos elementos y  privilegios naturales. Todos esto  lleva hace pensar, poseer    lo necesario para competir con los grandes destinos turísticos de nuestros país, los cuales han hecho de la actividad turística una fuentes importante de ingreso económico para su región.

Sitios de Interés

Además, de sus islas bordeadas por manglares y festoneadas por palmeras de moriche, manacas y temiches, conserva en la Serranía, cascadas como el Salto de la Golondrina en el caño Acoima, el Salto de Casacoima, el Salto de Socoroco y los raudales del Toro.

Por otro lado es interesante conocer las diferentes Misiones entre las que destacan: la Misión de Araguaimujo sobre el caño de Araguao y San Francisco de Guayo en Guayo, muy cerca del litoral marítimo.

El Faro de Barima en punta Barima, es una formación natural. Los Castillos de Guayana, testimonio Colonial a orillas del río Orinoco, están ubicados antes del Delta del Orinoco, en la margen derecha del río y dentro de la reserva forestal de Sierra Imataca. Son dos sólidas y sobrias construcciones de gran interés arquitectónico como prototipos de este género de edificaciones, destinadas a la protección y defensa de áreas estratégicas. Pero aun mayor es su valor histórico y patrimonial como testimonio de una época convulsa y pionera en la formación de nuestra nacionalidad. Por ello y porque prodigiosamente han resistido los impactos del tiempo y los efectos destructores del hombre, el clima y la selvática vegetación que los rodea merecen ser conocidos, protegidos y admirados por todos los venezolanos y extranjeros que nos visitan; Fueron construidos por los conquistadores españoles entre los siglos XVII y XVIII con el propósito de controlar la navegación por el río Orinoco e impedir la penetración de los piratas y bucaneros hacia el interior de la Guayana.

El Castillo de San Francisco de Asís o Villapol, fue el primero que se construyó entre los años 1676 y 1682, durante el mandato del gobernador Tiburcio de Aspe Zúñiga; sobre una mole de piedra de buena altura y extensión al pie del cerro Padrastro, muy cerca de la orilla del río. Tiene forma trapezoidal con 120 pies de longitud por 60 de anchura; en su interior, en la planta principal y a la derecha del portón, se observan tres salones denominados: Cuadra de Armamento, Cuadra del Ayudante y Cuadra de los Equipos. Esta planta se comunica con la superior por medio de una rampa de ladrillos y piedras. Allí se encuentran cinco viejos cañones que fueron utilizados en la defensa de Guayana, también hay garitas y un salón que se supone fue utilizado para vigilancia y en épocas más recientes como celda.

El Castillo de San Diego de Alcalá o Campo Elías está más retirado del río y próximo a las lagunas de la Ceiba y El Baratillo. Su construcción se inició en el año 1734, bajo el mandato del entonces Gobernador Juan de Dios Valdez y se terminó en 1747, durante el ejercicio del coronel Diego de Tabares. Su fin era defender el fuerte de San Francisco y el acceso a Santo Tomé de Guayana. Es de forma cuadrangular con 36 pies por cada lado.

En 1961 fueron declarados "Patrimonio Histórico Nacional". De 1975 a 1987 fueron restaurados y abiertos al turismo por la Corporación Venezolana de Guayana, quien en 1989 estableció en sus instalaciones unos Museos Históricos Didácticos que ofrecen una visión de estas fortalezas, de su entorno geográfico y de la época en que fueron protagonistas de nuestra historia.

En el suave declive que termina en la playa entre las dos fortalezas está la Población de Los Castillos o "Guayana La Vieja", una comunidad de 250 habitantes que viven de la pesca, la agricultura y la venta de platos típicos de la región. En la misma área de los Castillos, se encuentran dos hermosas lagunas donde abundan los peces y en menor grado mejillones: el Baratillo y la Ceiba; así que los visitantes pueden, además de conocer estos Monumentos Históricos Nacionales, disfrutar de un paseo por el poblado, probar la deliciosa comida lugareña y pescar en las lagunas o en el propio Orinoco.

Bulevares, atracciones naturales espectaculares y lugares para disfrutar de la cultura milenaria warao, son algunos de los lugares de visita obligada cuando se hace turismo en el estado Delta Amacuro. Allí se conjuga el entretenimiento, la naturaleza y la cultura popular para formar una serie de atractivos turísticos que propios y extraños deben admirar.

Cuando pasees por este hermoso lugar, asegúrate de visitar:

  • Paseo Malecón Manamo
El Paseo está ubicado a lo largo de la calle Manamo, en el extremo oeste de Tucupita, provisto de fuentes, bancos, Jardineras, lago artificial y la Concha Acústica. Es un sitio de concentración para la gran mayoría de los Deltanos, de ahí se puede contemplar la vida y movimiento del río. Cerca de la estación de servicio ubicada en su adyacencia se alquilan botes que lo llevan a las diferentes misiones o caños.
  • Auditorio Warao A-Oriwakanoco
  • Balnearios
  • Catedral Divina Pastora
Ubicada en la avenida Arismendi, entre las calles Mariño y Centurión, se comenzó a construir en el año 1958 patrocinada por el gobierno de Pérez Jiménez, pero a la caída de dicho gobierno perdió su financiamiento, recibiendo una asignación modesta anual, razón por la cual no fue inaugurada sino hasta 1982.
  • Iglesia de San José
  • La Casa Indígena "Yakariyene"
Construida para los indígenas Warao, en principio para pernotar, pero con el tiempo se convirtió en una residencia permanente, hoy día el Gobierno construye casas digna para su respectiva reubicación
  • La Plaza Bolívar
Situada a una cuadra del caño manamo, tiene en el centro una estatua de Simón Bolívar espada en mano. En los árboles que la rodean en ocasiones se puede observar las perezas que los habitan. Las calles que circundan la plaza y la que da sobre el río -calle Mánamo- conforman el principal sector comercial.

En los alrededores:

  • Bosques naturales, flora y fauna de ciénagas y manglares
  • Islas Paloma, Gato, Coporito y Matamata, 
  • Caño Manamo, vía fluvial desde Volcán hacia Barrancas y desde Tucupita hacia Pedernales 
  • Laguna La Portuguesa 
  • Caños Cocuina, Pedernales y Tucupita 
  • Escuela Granja Artesanal. 
  • Caño Araguaimujo:
Se encuentra a los alrededores de Curiapo.  
  • Saltos de El Toro y Acoima: son dos hermosos lugares naturales de imponente esplendor y belleza.
  • Islas Guasina y Sacupana, son dos islas que en tiempo de la dictadura fueron usadas como cárceles.